“Sensaciones y desvelos”

Hace un rato que apagué la luz con la intención de dormir, pero llevo un rato dando vueltas en la cama sin conseguirlo. Enciendo la luz de nuevo, cojo mi ordenador y comienzo a escribir…

Esta próximo el final de este año, ya queda poco más de 4 meses para el 28 de abril, día en el que dará comienzo mi viaje, mi gran proyecto, creo que estos últimos meses han sido los más cortos de mi vida, están pasando volando antes de dar los primeros pasos en este largo camino por recorrer, llevaba días pensando en escribir sobre estos meses ya pasados inmerso en preparativos y sensaciones.

Recuerdo la pasada primavera, allá por el mes de Marzo cuando tome conciencia de que iba a realizar este proyecto, iba a lanzarme a cumplir mi sueño, por fin lo había decidido. Empecé por explicarles un poco por encima mi aventura a mis seres queridos, mi familia, tenia un poco de miedo a su reacción tengo que ser sincero, ya que al final son las personas más importantes en mi vida y necesitaba su apoyo para sentirme completamente lleno, sabiendo que estarían cerca de mí en todo momento, algo indispensable para poder llevar a cabo este proyecto con éxito, la verdad al principio lo tomaron un poco en broma y con mucho asombro algo bastante normal supongo, ya que no todos los días aparece alguien que te dice que va a darle la vuelta al mundo a pie y menos alguien tan cercano, al poco tiempo empezaron los preparativos y ahí comenzarían a tomar conciencia de que era del todo real lo que les había contado, a día de hoy me siento muy arropado por ellos son los que me apoyan al cien por cien en mi locura, locura sana como les digo yo.

La aventura no había hecho más que empezar, y requería de convicción y determinación. No se trataba solo de coger el carrito y ponerse a caminar. El viaje empezaba mucho antes, y pasaba por organizarlo todo de tal manera que pudiera llevarse a buen puerto y en un período no muy largo en el tiempo.

Eran todo interrogantes, no sabia ni por donde empezar a preparar un viaje de tal envergadura, contaba con mi espíritu aventurero y viajero, las ganas de comerme el mundo paso a paso, día a día. Mentalmente fuerte, pero no tanto físicamente, había practicado deporte toda mi vida, pero llevaba unos años sin practicar mucho ejercicio llevando una vida un poco más sedentaria, así que me puse manos a la obra, empecé a caminar largas distancias, correr al salir de trabajar y nadar en el mar de vez en cuando.

Me dispuse a buscar historias sobre dar la vuelta al mundo, encontraba testimonios de personas que la habían dado en avión, en barco, en furgoneta, en moto, en bicicleta, pero me costo dar con alguien que lo hubiera echo caminando… Poco a poco, y con el tiempo, empezaría a encontrar historias inspiradoras como las de Jean Beliveau y Nacho Dean, me ayudaron mucho a poder darle más color a mi aventura sabiendo que no era la única persona que habría pensado en dar la vuelta al mundo caminando, ellos habían conseguido llevar a cabo su proyecto con éxito, algo muy alentador para mí, ya que sus sueños cumplidos eran los míos por cumplir.

El siguiente paso fue preparar la ruta inicial, con ayuda de Google Earth, ayuda de blogs de otros viajeros  y mapas de los diferentes países, casi pueblo por pueblo, país por país, continente por continente, calculando como cubrir las distancias de un punto a otro, y trazando el recorrido por el itinerario más cómodo posible, para poder tener garantías de completar mi vuelta al mundo con éxito, un requisito esencial era trazar un itinerario sencillo, tratando de ir por la costa siempre que me fuera posible, puesto que suele haber más poblaciones, hay menos desniveles y el clima suele ser más tolerable, me llevo casi un mes el poder trazar el itinerario en mi ordenador, a ratos libres después del trabajo.

Me puse manos a la obra a construir la pagina web del proyecto, enlazada a diferentes redes sociales para empezar a plasmar todo lo que estaba preparando y poder dar a conocer el proyecto, ya que seria el medio para poder enseñar durante el camino todo lo que iría encontrando y desde donde lanzaría el mensaje de Feetontheground – Los pies sobre la tierra “vuelta al mundo caminando por la libertad y el ecosistema del planeta” quería aportar mi granito de arena al mundo, a la misma vez que me lanzaba a cumplir mi sueño. Pensé que era una bonita manera de mandar un mensaje de respeto hacia el medio ambiente, ya que iba a dar la vuelta al mundo caminando, el medio de transporte más antiguo y a la vez más respetuoso con el planeta, también me disponía a indagar un poco más sobre la libertad de ciertos países y culturas por donde pondría mis pies.

Simultáneamente empezó el trabajo de preparar una lista de el material necesario para emprender este gran viaje, buscar patrocinadores y colaboradores para ayudarme a poder financiar el proyecto, prepare un presupuesto para este viaje que todavía a día de hoy quedan cabos por atar en este sentido.

Seguidamente comencé a recabar información sobre todos los tramites pertinentes para poder entrar a cada país por donde pasaría durante mi periplo por el mundo, visados, monedas, vacunas y días que podía permanecer en ellos, algo de vital importancia ya que caminando no iba a poder ir al mismo ritmo que se puede en cualquier otro método de transporte.

Hay muchas personas que me preguntan de donde saco la idea de dar la vuelta al mundo caminando y les respondo que creo que era algo que estaba escrito en mi cabeza hace mucho tiempo, saco las fuerzas de las ganas de poder cumplir un sueño, ya convertido en una necesidad de respuestas en mi cabeza, las ganas de vivir y explorar cada día lugares diferentes, poder llevar mi cuerpo al limite para conocerme cada día un poco más, pero sobretodo disfrutar de la vida ya que estamos en este mundo de paso y, ante la suerte de estar vivo, la necesidad de perseguir mis sueños. Es mi personal grito a la vida y la libertad, si bien es cierto que siento un poco de incertidumbre, un ligero miedo, un pequeño cosquilleo hacia esta gran aventura, pero pienso que el fracaso para mí, seria el no intentarlo después de soñarlo. Espero que en los momentos mas amargos y de debilidad, la gente de mi alrededor me carguen de energías para seguir hacia delante, me llenen de fuerzas las razones por las que camino, para poder llegar a completar este gran proyecto con mucho esfuerzo y superación.

De momento todavía quedan poco más 4 meses para salir, hay muchos cabos sueltos y otros tantos que he olvidado mencionar, pero tengo la mirada puesta en el 28 de abril, cuando daré los primeros pasos de la gran caminata, del gran viaje de mi vida.. Feetontheground – Los pies sobre la tierra “vuelta al mundo caminando por la libertad y el ecosistema del planeta” espero ese día con muchas ganas para empezar a responderme muchas preguntas…

Comparte y ayudame a difundir el proyecto!!Share on Facebook
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *