Mi travesía por España

Aún recuerdo como si fuera ayer el día que abandone mi casa y me dirigía hacia el aeropuerto para coger rumbo a Barcelona donde daría comienzo este gran proyecto, apenas han pasado 9 días desde que empezó este gran viaje.
Voy a contaros un poco sobre mi travesía por España, el día 28 me dispuse a salir desde la emblemática plaza colon de Barcelona, desde allí me despidieron mis 3 grandes amigos que no querían perderse ese gran momento ofreciéndome su incondicional apoyo.

Emprendí mi camino con muchísimas ganas y salí como un toro embravecido de Barcelona bordeando su costa en dirrección a Mataró, ese día supongo que por la emoción recorrí más de 37 kilómetros y me dispuse a buscar el primer sitio donde acampar para dormir la primera noche, llego el momento que más incertidumbre me causaba pasar las noches, encontré un parque cerca de una urbanización y divise un buen lugar para echar la tienda de campaña, dormí rodeado de grandes árboles de los cuales cantaban y se movían incesantemente muchos pájaros, esa noche fue extraña llena de preguntas y pensando en que me estaba metiendo, bueno mejor dicho en lo que consistía mi gran sueño, pase lo noche y emprendí mi segundo día de caminata en dirección Calella, durante ese día me pasaron varias cosas curiosas aparte del chaparrón que me cayó durante toda la mañana, llegaba de caminar empapado a un pueblo y un señor con su coche paro a mi lado ofreciéndome tomar un café con el, pasamos un buen rato hablando sobre mi proyecto y disfrutando de una grata conversación, nos despedimos y volví a retomar la marcha bajo la incesante lluvia, llegue a Calella después de grandes pendientes y empapado como un bizcocho en almíbar y me dispuse a descansar un rato aprovechando para comer algo, tras un tiempo de descanso emprendí la marcha y llege a un pueblo llamado Malgrat de Mar, ya casi llegando al final salió un hombre despavorido de un bar y me ofreció un refresco de naranja de dos litros más unos croisants para que me llevara durante mi camino se lo agradeci y continúe con mi paseo, la verdad un día lleno de sorpresas y no era la última que me pasaría, pasados unos 10 minutos un chico me empezó a pitar desde su coche desde el lado opuesto de la carretera y me dijo que esperara que iba a dar la vuelta, lo espere estrañado hasta que llego y me explico que es Marc un seguidor que tengo casi desde el principio, me cuenta que vio una foto en mis redes sociales la cual marcaba la localización de Calella y decidió salir a buscarme, pasamos un buen rato y me ofreció que cuando pasara por Blanes que lo avisará que quería ofrecerme su casa, comida, ducha.. lo que necesitara, paso la segunda noche en las afueras de Palafolls y al día siguiente quede con Marc en Blanes, decidí tomarme la tarde para estar con el ya que me insistió en que me lo tomara con calma y aprovechara las cosas que me ofrecía el camino, pase la tarde con el, conociendo bonitos rincones de Blanes de su mano, ya llegada la noche regresamos a su casa, y me fui directo a la ducha, después cenamos junto con toda la familia, estoy eternamente agradecido por el modo en el que me trataron.

Comencé un nuevo día lleno de energías renovadas y avance pasando por diferentes pueblos, Lloret de Mar, Caneyelles, Tossa de Mar y La Pola y Giverola, llegada la tarde no encontraba sitio para dormir y estaba ya un poquito desesperado ya que amenazaba la tormenta y la carretera era muy escarpada sin muchos lugares para acampar, Marc me aconsejó algunos sitios entre ellos una cala y me desvíe hacia una de ellas, llegue a una cala preciosa donde dormí esa noche, un regalo para recompensar el esfuerzo que había echo durante todo el día de subidas y más subidas, descanse como un niño pequeño.

Al día siguiente me lancé a la carretera repleto de buenas sensaciones, los paisajes que me iba encontrando eran preciosos, llenos de calas escondidas en medio de esos grandes acantilados, esa mañana desperté con un dolor intenso en un rodilla y me costó mucho afrontar esas subidas y bajadas que tuve que llevar acabo hasta llegar a sant Feliu de Guíxols, por fin conseguí llegar con un dolor agudo, pare a tomar un refresco y seguidmente me dispuse a buscar una farmacia donde comprarme una rodillera para ver si me aliviaba el dolor y podía seguir caminando, me la puse y empecé a caminar de nuevo, fui dejando atrás distintos pueblos, Lloret de Mar, Sagaro.. hasta llegar a Palamós, me dirigí en dirección Palafrugell por un camino de tierra perdido entre campos que me había aconsejado una señora, pasado un rato pare a un coche para asegurarme de que iba en buen dirección y hablando y hablando sobre mi proyecto me ofreció pasar la noche en su casa con su familia, agradecido acepte y me dirigí hacia su casa que se encontraba a 5 minutos a pie, fue una noche espectacular junto con toda su familia, hijas y marido, me dejaron usar el servicio para ducharme y prepararon un rico arroz con pollo, conversamos hasta altas horas y después nos fuimos a descansar.
Un nuevo día comenzaba tapado entre mantas y habiendo descansado muy bien, el único inconveniente era mi rodilla me seguía doliendo bastante, me levanté y tenia preparado un rico zumo de naranja natural y un buen café como a mí me gusta, que mejor manera para empezar el día, me despido de toda la familia inmortalizando el momento y me pongo manos a la obra.

Comienzo la caminata y para mí sorpresa el camino es precioso paso la mañana rodeado de naturaleza, paso por diferentes pueblos hasta que regreso a la carretera de nuevo, intento buscar un sitio para dormir ya que amenazaba la tormenta, salí en diferentes salidas sin éxito, se estába haciendo tarde y no conseguía un lugar donde pernoctar, continúe por la carretera hasta que ya vi que se estaba poniendo a llover, en ese instante divise un campo de viñedos y decidí instalar mi tienda de campaña ya que estaba agotado y llevaba un buen rato buscando lugar sin suerte alguna, hacia un viento huracanado, cogí todo lo necesario y me metí en la tienda, esa noche iba a ser movidita la tienda parecía que de un momento al otro saldría volando, cené e intente descansar con un ojo puesto en la tormenta.

Al día siguiente recoji la tienda temprano no fuera a ser que apareciera el dueño del terreno, salí en dirección Figueres, pasando por diferentes pueblos, el día me daba un poco de tregua con las subidas o por lo menos eso pensaba, camine por diferentes caminos de tierra intentando atajar un poco, llegue hasta un pueblo llamada la Llança y eche la tienda de nuevo en una bonita cala donde pasaría mi última noche en tierras Españolas, han sido unos días bonitos y llenos de situaciones las cuales desconocía, pero me llevo un buen recuerdo de España y con añoranza veo como la dejó atrás adentrándome en Francia.

Comparte y ayudame a difundir el proyecto!!Share on Facebook

2 respuestas a «Mi travesía por España»

  1. Hola hijo que bonito todo lo que expresas y como lo dices esas palabras llegan al corazon y mas alla estoi muy orguyosa de ti sige asi como tu eres que eres un ejemplo asegir sige asi siempre como tu eres te quiero mucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *