Caminando por Francia

Hoy os voy a contar un poco de mi travesía por Francia y curiosidades que han surgido por el camino.

Pase la frontera con España con muchas ganas ya que habia conseguido finalizar mi primer país, tenía mucha ilusión de recorrer la costa roja Francesa, me encontré con un camino de muchas subidas duras al principio, pero la suerte es que siempre me regalaba vistas espectaculares de sus campos inmensos de viñedos y pueblos preciosos cuando paraba a descansar, llegaba la noche y siempre encontraba donde pernoctar a pie de playa, las noches se convertían en hoteles de 5 estrellas donde descansaba escuchando el mar cosa que me encantaba.

Pasados unos días empezó hacerse más ameno el camino ya que era un terreno más plano el cual no duraría mucho, llegue a la zona de La Provence con muchas ganas de conocer ciudades como Provence y Aix an Provence, los paisajes eran preciosos llenos de verde y pueblos muy pintorescos, caminaba muchos días por carreteras de poco tránsito rodeado de naturaleza un deleite para mis ojos, aún no lo sabía pero me esperaban varios días de fuertes lluvias, caminaba siempre bajo el agua y eso se convertía en un problema para mis pies ya que los tenía todo el día húmedos y eso provocaba ampollas inesperadas, por otro lado me encantaba sentir los olores tan peculiares de cuando la tierra y las plantas se preparan para recibir el agua, no me daba mucha tregua, apenas montaba la tienda de campaña y no podía ni cocinar, hubo un día incluso que fue imposible salir de la tienda se paso más de doce horas lloviendo las cuales se me hicieron eternas metido entre las paredes de mi dulce hogar.

Pasados unos días empezó a sonreírme un poco más el tiempo cuando iba por mis últimos tramos de la Provence, el sol me regalaba días espléndidos en los que recargaba mi cuerpo de energías positivas. Por fin tocaba ver las ciudades de los que tanto había escuchado hablar, la gente me comentaba a mi paso que la costa Azul francesa era preciosa, para entonces llegue a sus costas y la verdad que disfrute mucho de ellas y de las grandes ciudades como Cannes, Niza y Mónaco.

Pase dos días en Cannes donde por casualidades de la vida se estaba celebrando el evento del año, el famoso “Festival de cine de Cannes” disfrute de sus calles repletas de gente y un ambiente sofisticado, tuve la suerte de conocer a Juan un chico que encontré por couchsurfing el cual me abrió las puertas de su casa durante dos días y me brindó su amistad, una gran persona que siempre recordaré y me llevo como amigo.

Los días posteriores empezaron a tornarse complicados para acampar, ya que esas zonas eran tan turísticas que era más difícil encontrar lugares idóneos dónde echar mi campamento y tuve que pasar una noche en Niza en un hostel compartiendo habitación, aprovechando que aquel día le había dado caña a mis piernas y llege pronto a Niza me dispuse a salir hacer un poco de turismo por los lugares más conocidos de la ciudad.

Continúe mi camino viendo pueblecitos costeros con mucho encantó, con  la idea puesta en llegar a Mónaco, cuando me adentre por fin en el país más pequeño del mundo se estaba celebrando casualmente el Gran Premio de Fórmula 1 y fue una verdadera locura cruzar la ciudad, muchas de las calles estaban cerradas y como no llenas de gente, pero me lleve muy bonitos rincones y lugares de la lujosa ciudad de Mónaco, pase de largo y llegué a Menton un pueblo entre aires Franceses e italianos ya que estaba casi pegado con la frontera, fue allí donde pase mi última noche en Francia para al día siguiente cruzar hacia mi tercer país, en mi viaje por Francia he dormido en todo tipo de lugares entre viñedos, playas, bosques y jardines privados donde la gente me daba su permiso para pernoctar.

Me llevo un bonito recuerdo de estos 19 días intensos, duros y de nuevas sensaciones. Ahora toca comerse un nuevo país el cual tengo muchísimas ganas de recorrerlo, la vela Italia!!

Continuará…

Comparte y ayudame a difundir el proyecto!!Share on Facebook
Share

Una respuesta a «Caminando por Francia»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *